hands

hands

jueves, 8 de enero de 2015

'Donde duele'.





No.
No te quiero,
ni te he querido nunca.

Tampoco me has hecho sonreír,
ni temblar,
ni volar.

Nunca me he corrido contigo.
Ni siquiera cuando te follabas todos mis miedos, mis dudas, mis tristezas.

Jamás he tenido ganas de ti,
ni vértigo cuando te cogía de la mano,
ni escalofríos cuando pasabas tu lengua por mi nuca.

No me has calado,
y tampoco he sentido que el mundo se acababa cada vez que cerrabas la boca.

No.
No he estado hasta las manos,
no he roto con todos mis esquemas,
ni he perdido los papeles, ni las bragas;
no has sido mi canción, ni mi poema
y, por supuesto, tampoco he sido valiente, ni consecuente, ni sincera,
y, mucho menos, todo corazón.

Siempre he estado bien,
siempre has estado.

No he querido ser tu puta,
ni tu droga,
ni tu casa.

No me gustaban tus sábanas, ni tu lengua, ni tu letra torcida.
No te he regalado flores, no he creído en nosotros y hace ya muchísimo que no miro tus fotografías.

No me has matado, tampoco te he buscado entre las caras de la gente y no me he destrozado los labios mordiéndome la pena.

No has sido mi principio y mi final,
no he escrito ni un solo puto poema para ti
y no me he enamorado de tus colores.


Se me olvidaba decirte que he asumido tu papel, 
me he creído tú y 
he empezado a contar mentiras,
vomitando todas las que un día me tragué contigo.